filter_list

Cómo saber si eres celíaco


Sin gluten


A no ser que hayas estado viviendo en una cueva todos estos años, habrás oído hablar sobre los alimentos sin gluten. Ya es algo habitual encontrar en supermercados secciones dedicadas a esta clase de dietas o etiquetas en las que se indica claramente si el producto es apto para celíacos. Los restaurantes y cafeterías también han empezado a incluir en sus cartas menús gluten-free. Todo esto ha sido posible gracias a la normalización de la celiaquía y a los avances en su diagnóstico.

La intolerancia al gluten se ha convertido en algo tan conocido como la diabetes o la hipersensibilidad a la lactosa, y cada vez es más normal escuchar la pregunta “¿Cómo saber si soy celíaco?” en nuestra cabeza. El problema que presenta esta enfermedad es que puede detectarse tanto a edades muy cortas, cuando los niños empiezan a ingerir alimentos sólidos, como en la madurez. Su cuadro sintomático puede manifestarse en cualquier momento y a día de hoy no hay una prueba que pueda demostrar su presencia.

En Wannatry no somos expertos en medicina gastrointestinal, por lo que el primer consejo que queremos darte es que acudas a un especialista que pueda realizar el diagnóstico pertinente. No obstante, si tienes dudas aquí encontrarás toda la información que necesites para saber si eres celíaco.

 

Síntomas comunes

La celiaquía es una enfermedad autoinmune del sistema inmunológico producida por una intolerancia permanente al gluten, una proteína de origen vegetal presente en cereales como el trigo, la cebada, el centeno y la malta. Al ingerir alimentos que contienen esta sustancia, se van destruyendo las vellosidades de la flora intestinal impidiendo la correcta absorción de los nutrientes

Tiene una alta predisposición hereditaria, por lo que si alguien de tu familia es celíaco, esa debería ser la primera pista que confirme tus sospechas. En cualquier caso, existen otras dolencias relacionadas principalmente con el aparato digestivo que pueden explicar una inclinación hacia la celiaquía sin que existan antecedentes genéticos cercanos.

Las molestias en el abdomen y la hinchazón del vientre suceden en caso de infección alimenticia e indigestión. Sufrir estos malestares de forma puntual no es nada alarmante sobre todo si abusamos de alimentos copiosas y procesados. Sin embargo, su prolongación a lo largo del tiempo debería hacernos sospechar, sobre todo si nos ocurre con comidas normales como los cereales del desayuno o la pasta.

Examinar las deposiciones es también importante. Las heces líquidas son algo habitual al tener diarrea, pero si con cada ingesta notamos que estás no cambian, deberíamos empezar a pensar si tiene que ver con una mala digestión del gluten. Los celíacos presentan muchas dificultades para procesar esta proteína, lo que provoca daños en el intestino que se manifiestan de esta forma. Una mala absorción de los nutrientes y un estado de continuas molestias abdominales hacen que el paciente no diagnosticado pierda el apetito y en consecuencia baje mucho de peso. Incluso pueden aparecer erupciones cutáneas, dolores musculares y calambres.

También hay indicios psicológicos que sugieren una intolerancia al gluten latente. La irritabilidad y los cambios de humor están asociados a la alimentación, por lo que cualquier alteración de la misma repercutirá en el estado anímico de la persona.

 

Da el primer paso

¡Regístrate!

Y a ti, ¿qué se te da bien?

Diagnóstico según la edad

Dependiendo del momento en el que se detecte la enfermedad, las consecuencias a largo plazo serán casi nulas o tendrán algún efecto en la vida cotidiana del paciente. Pasa saber si eres celíaco, basta con que tengas presente que un diagnóstico precoz es siempre bienvenido, y en el caso de los más pequeños si no se actúa rápido puede haber secuelas irreversibles en el crecimiento y el desarrollo del sistema inmunológico. La mayoría de síntomas a estas edades tienen que ver con la hinchazón del vientre y la falta de apetito.

En preadolescentes y jóvenes de entre 12 y 16 años también se presentan problemas relacionados con la talla y los procesos hormonales. Si no se actúa a tiempo pueden darse retrasos en la primera menstruación y una mayor probabilidad de aborto naturales en chicas, y problemas de fertilidad en chicos.

Los adultos presentan el cuadro más atípico de la celiaquía, pues los dolores estomacales y la diarrea aparecen y desaparecen aleatoriamente. El mayor riesgo reside en que el paciente está más acostumbrado al consumo de gluten, por lo que su organismo no reacciona de la misma manera. Uno de los indicios más efectivos es la detección de úlceras estomacales o pieles atópicas.

 

Tratamiento

La celiaquía no dispone de un tratamiento al uso, sino que implica un cambio radical en la alimentación de paciente. Seguir una dieta sin gluten es el único remedio que existe a día de hoy para que un celíaco pueda llevar una vida normal. Para los niños esto no supone un problema, pues no han llegado a desarrollar unos hábitos fuertes, pero en adolescentes y adultos, el cambio puede ser difícil de sobrellevar.

Ten en cuenta que el autodiagnóstico es una de las peores decisiones que puedes tomar para saber si eres celíaco. Si sufres algunos de estos síntomas, o incluso muchos a la vez, no significa que padezcas de celiaquía. Piensa que hay multitud de trastornos intestinales que se revelan de la misma forma. Acude a un especialista para salir de dudas.

Si ya no te hace falta saber si eres celíaco porque tus sospechas parecían no ser del todo infundadas, es posible que tengas dudas sobre qué alimentos consumir y qué tipo de dieta gluten-free te viene mejor. Visita Wannatry para contactar con los mejores especialistas en nutrición para conseguir un asesoramiento completo.

 

Artículos relacionados

  • Dieta del grupo sanguíneo, todo lo que necesitas saber

    Los avances en nutrición han dado lugar a todo tipo de teorías sobre los tipos de alimentos que una persona debe consumir en función de sus particularidades genéticas. Una de las cuestiones más problemáticas para la dietética es averiguar porqué siguiendo una misma dieta, hay personas que consiguen mejores resultados que otras. El metabolismo es uno de los principales factores que responden a esta cuestión, pero existen otras versiones, como la del doctor Peter James D’Adamo que plantean una versión alternativa.
  • Dietas efectivas para perder peso

    Suele asociarse la llegada del buen tiempo y el fin de las Navidades con el momento idóneo para empezar un nuevo régimen. La realidad es que no importa la época del año en la que nos encontremos. El bombardeo constante en publicidad y medios sobre los beneficios de hacer ejercicio y mantener una dieta sana nunca cesa, y cada vez más personas buscan un remedio milagroso con el que tener una figura perfecta.