filter_list

¿Cómo debe ser el equipo de protección individual para trabajos de albañilería?


albanil en una obra


Aunque los albañiles están especializados en el sector de la construcción, la cantidad de tareas que a menudo realizan puede ser muy extensa por lo que deben mantener una estandares de seguridad y ser preventivos si no quieren sufrir accidentes indeseados que puedan causarles alguna dolencia grave o algo peor. Muchos albañiles, además de encargarse de tareas simples en la construcción, hacen otras tareas mucho más complejas que, por lo tanto, requieren una mayor concentración y existe un mayor riesgo de que algo malo ocurra. Por esta razón, todos los albañiles que decidan trabajar de ello, deben realizar antes un curso preventivo en el que aprenden algunas nociones básicas y necesarias para desempeñar los trabajos de albañilería sin problema alguno. No sabemos si eres albañil o conoces a alguien que lo sea, pero nos preocupamos por el estado de nuestros usuarios y nuestros profesionales, por eso mismo hemos decidido crear este artículo para concienciar de los elementos de seguridad que deben utilizar los albañiles siempre que estén desempeñando su actividad laboral.

 

Albañiles que trabajan en interiores

Antes de enumerar y explicar cada uno de los elementos de seguridad que forman parte del equipo de protección individual de un albañil, tenemos que diferenciar entre los diferentes tipos de albañiles que nos podemos encontrar. Esta diferenciación se realiza, básicamente, gracias a la zona en la que el albañil desempeñe sus tareas como trabajador de la construcción. Así pues, los primeros profesionales de la albañilería que nos encontramos son aquellos que trabajan en interiores. Estos trabajadores están expuestos a caídas a diferentes niveles, caída al mismo nivel, golpes con objetos y materiales con los que estén trabajando, enfermedades en la piel, quedarse atrapados en medios de subida y bajada o tener lesiones físicas por sobreesfuerzos

 

Profesionales de la albañilería que trabajan en exteriores

Tal y como existen los albañiles de zonas interiores, también nos encontramos a aquellos que trabajan en las zonas externas de las obras. Este tipo de trabajos también suponen unos peligros que pueden resultar fatales para más de un albañil, sobre todo por las caídas que se producen a diferente nivel ya que en muchas obras de construcción cuentan con andamios a diferentes alturas que pueden ser muy peligrosos si no se llevan los elementos de sujección correctos. Además, estos albañiles no se libran de que algunos objetos puedan salir despedidos de niveles superiores y alcanzarles, provocando lesiones o caídas. Uno de los contras de ser un albañil de exteriores es que, además de todos los riesgos y contras que supone trabajar en la parte externa de una construcción, también están expuestos a las condiciones meteorológicas por lo que pueden caer enfermos también por este factor.

obreros trabajando

 

Elementos del equipo de protección individual de un albañil

Como ya hemos comentado antes, los riesgos de sufrir cualquier tipo de accidente en una obra de construcción son muy altos y toda prevención e instrumento que pueda paliar o evitar una lesión es bienvenido, pero ¿Sabes realmente cuáles son estos elementos?

 

Protección para la cara y los ojos en albañilería

Los elementos de seguridad que se encargan de evitar cualquier daño en la cara o en los ojos de los obreros, son muy conocidos pero poco utilizados en el gremio. Estamos hablando de las gafas de protección para albañilería. Están fabricadas en materiales muy resistentes a impactos y altas temperaturas y, en muchas ocasiones, se alternan con máscaras que hacen la misma función que una gafa pero tapa más cara. Además de las máscaras o gafas usadas para evitar también salpicaduras o abrasiones, otro elemento básico en la protección de la cara de un albañil son las mascarillas, con ellas evitan que gases tóxicos puedan entrar en su sistema y reducen el riesgo de terminar intoxicados por la manipulación de alguna sustancia química.

 

Protección para la cabeza

Uno de los elementos más característicos de los albañiles es el caso. El uso de este elemento de seguridad es obligatorio, por lo que ninguno de los trabajadores debería quitárselo siempre y cuando permanezca en la obra o en su alrededores. Estos casos están fabricados en materiales que son ligeros para poder llevarlos sin problemas, pero son muy resistentes a golpes. Si ves a algún albañil con un casco de otro color, no te asustes, probablemente sea el capataz de la obra, esto se hace para diferenciarlos fácilmente.

 

Da el primer paso

¡Regístrate!

Y a ti, ¿qué se te da bien?

Protección para las manos de los albañiles    

Los guantes son fundamentales en los trabajos de albañilería. Existen varios tipos de guantes, los de goma y resistentes para cuando el albañil trabaja con materiales como el hormigón o el cemento, los guantes de soldar para realizar soldaduras y evitar posibles quemaduras y los guantes con mangas para aislar en los casos en los que el albañil tenga que estar expuesto a corrientes eléctricas.

 

Protección para los pies

Otro de los elementos de seguridad que todo albañil está obligado a usar son las botas de seguridad. Estas botas suelen tener en la puntera una protección metálica para evitar que objetos grandes, pesados y contundentes puedan machacar el pie del albañil en caso de que estos objetos se caigan o salgan disparados.

 

Protección para los oídos de los profesionales en albañilería

Los albañiles suelen trabajar con herramientas que emiten sonidos muy estridentes y que, al estar expuestos de forma continua a ellos, pueden acabar siendo perjudiciales para la salud auditiva del obrero, por eso mismo se les recomienda usar elementos que protejan su sistema auditivo como pueden ser los tapones para los oídos o los cascos.

 

Protección para trabajos verticales

No nos debemos olvidar que en la mayoría de las obras de construcción en las que llevan a cabo los albañiles sus tareas, suelen haber andamios o cambios de nivel que suponen un gran riesgo para la salud de los trabajadores. Por esta razón, todos los albañiles que realicen trabajos verticales deben portar un arnés de seguridad y una línea de vida que les mantenga a salvo en caso de sufrir una caída a diferente nivel.

 

Protección para el tronco

Otro elemento indispensable para un albañil son los chalecos reflejantes. Su puesta es obligatoria, es decir, todos los trabajadores deben llevarlo, sobre todo cuando necesitan manipular maquinaria pesada. 

Desde Wannatry te aconsejamos que si eres albañil, no te olvides de utilizar todos los elementos de seguridad que tengas a tu alcance y te recordamos que si quieres aumentar el número de clientes que tienes, te des de alta en nuestra web y publiques el anuncio de tu servicio. Así podrás ganar dinero de forma fácil y segura.

Artículos relacionados

  • 5 herramientas que todo albañil debería tener

    Todo profesional que se precie sea cual sea el gremio en el que trabaja, debe tener una serie de herramientas y medidas de seguridad básicas con las que trabajar a diario y los albañiles no son menos. El sector de la construcción puede ser muy complejo a veces, pero estos grandes profesionales hacen que parezca fácil, sobre todo cuando cuentan con sus propias herramientas y la profesionalidad se ve a simple vista. Si estás buscando albañiles profesionales cerca de ti porque tienes pensado hacer alguna reforma en tu casa, quieres cambiar un muro de sitio, ampliar las ventanas o cualquier cosa para la que puedas necesitar a un albañil, en Wannatry te lo ponemos fácil gracias a nuestra herramienta con la que puedes encontrarlos fácilmente. Mientras tanto, siempre puedes echar un vistazo al siguiente texto en el que te explicamos qué 5 herramientas son indispensables para un albañil.