filter_list

7 tips para que ahorres en calefacción


Chica durmiendo con bufanda


Cuando empiezan los días fríos, son muchas las personas que ven mermados sus ingresos por las grandes cantidades de dinero que en algunas ocasiones se llegan a pagar por la factura de la luz, la factura del agua o la factura de la calefacción.  Otros muchos, conocen algunos trucos para reducir el consumo mensual y reducir así el gasto en las facturas. Como en Wannatry queremos que tú seas una de esas personas y logres ahorrar en la factura de la calefacción, hemos creado esta lista con algunos tips para que a partir de ahora logres ahorrar en la factura de la calefacción.

 

Elige el tipo de calefacción adecuada para tu vivienda

Radiador

 

El primer paso para que sepas cómo ahorrar en calefacción es saber qué tipo de calefacción es la adecuada para tu vivienda. Existen numerosos métodos para calentar una vivienda como la calefacción eléctrica, la calefacción de gas, calefacción de gasoil o incluso el suelo radiante, pero todas ellas pueden resultar realmente costosas si no eliges bien. Sea cual sea el tipo de calefacción que tengas instalada en tu casa, no sólo depende de ello que logres ahorrar en tus facturas en los días más fríos. Debes tener en cuenta cuál es tu presupuesto mensual para la factura de la calefacción y consultar con un profesional sobre el tema. Si no encuentras ninguno, tranquilo, en Wannatry te ayudamos a que encuentres a los mejores instaladores de calefacción cerca de ti. Así no tendrás ningún problema a la hora de elegir el mejor tipo de calefacción para tu vivienda.

 

Aísla bien tu vivienda para que no pierda calor

En muchas ocasiones el problema de un alto consumo con los sistemas de calefacción reside en un problema de aislamiento en la vivienda ¿Qué queremos decir con esto? Que por mucho calor que pueda producir tu sistema de calefacción, si ese calor no se retiene dentro de tu vivienda será un gasto en balde y seguirás teniendo frío en tu vivienda. Aparte de unas buenas ventanas aislantes y de mecanismos aislantes como los que se instalan en algunas puertas o rejillas de ventilación, también puedes aplicar algún que otro truquito para lograr que el calor que produce tu sistema de calefacción no se pierda rápidamente y puedas disfrutar de una casa calentita. Un truco es el de utilizar alfombras o tapetes en el caso de que tus suelos o paredes sean frías, saca partido a tus estanterías y llénalas de libros, el papel aísla o recubre las paredes con madera, además de retener más el calor dentro de un habitáculo, le dan un toque único a la decoración de una vivienda.

 

Contrata la tarifa adecuada para tu consumo

El número de empresas que comercializan servicios de calefacción cada vez es mayor por lo que cada vez hay más opciones a la hora de contratar un plan de calefacción u otro. Muchas compañías ofrecen a sus clientes planes tarifarios en los que el precio varía según la franja horaria en la que se haga uso del sistema de calefacción, es decir, tarifas con discriminación horaria.  Si tienes una rutina marcada y hay horas que no pasas en tu vivienda, trata de contratar un plan que se adapte a las horas que más uses la calefacción en tu vivienda para que las horas que más la uses te cuesten menos. De esta forma, podrás adaptar tu consumo y tu gasto, pero ojo, debes ser consciente de que muchos de estos planes de aplican de lunes a domingo, por lo que si eres casero y pasas los fines de semana en el sofá con una mantita, debes estudiar con detenimiento qué plan es el más rentable.

 

Programa a qué hora quieres encender tu sistema de calefacción

Termostato

 

Otro truco para reducir tu consumo en calefacción y así reducir tu factura, es el de programar el encendido automático de tus sistemas de calefacción ¡Y el apagado! Muchas calderas y calentadores cuentan con programadores y termostatos que permiten controlar de forma automática el uso de la calefacción. En el caso de que cuentes con calefacción eléctrica, es mejor que inviertas más dinero en instalar unos radiadores que permitan programarse a una hora concreta para no hacer un gasto innecesario.

Da el primer paso

¡Regístrate!

Y a ti, ¿qué se te da bien?

 

No obstruyas los radiadores y utiliza paneles reflectantes

Eso de poner la ropa húmeda encima de un radiador o camuflar un radiador con un mueble… No te lo aconsejamos. En muchas ocasiones, estas dos escenas se repiten en muchos de los hogares que cuentan con sistemas de calefacción. No te olvides que todo lo que sea tapar un radiador sea con ropa o con un mueble, hace que baje su rendimiento por lo que para contrarrestar esa bajada de rendimiento el consumo aumenta y con ello tu factura; además del riesgo que supone tapar un radiador. ¡Cuidado!

 

Haz un mantenimiento periódico de tu sistema de calefacción

No sólo de trucos se vive, debes ser consciente de que un sistema de calefacción, como cualquier sistema que se precie, necesita un mantenimiento periódico. No te olvides de revisar todos los elementos del sistema como radiadores, calentadores, calderas, tuberías… Si logras mantenerlas en buen estado invirtiendo algo de dinero, a la larga no tendrás tanto gasto en tus facturas y ahorrarás dinero.

 

Ventila tu vivienda y no calientes habitaciones que estén vacías

Gato tumbado sobre radiador

 

Para acabar esta lista de consejos, no nos podemos olvidar de algo muy simple que puede ahorrarte mucho dinero en las facturas de calefacción, la ventilación. Sí, toda persona ahorradora que se precie conoce este truco. Intenta ventilar tu vivienda durante unos 10 o 15 minutos al día, por las mañanas. La temperatura ambiente y la luz del sol hará que tu casa tome una temperatura media que será más fácil de mantener y aumentar cuando enciendas la calefacción.

Si aplicas estos truquitos a tu rutina diaria, estamos seguros de que lograrás rebajar tu consumo de calefacción notablemente. En el caso de que te dediques a instalar sistemas de calefacción y estos truquitos ya te los sepas ¿Por qué perder la oportunidad de encontrar clientes fácilmente y ganar un dinero extra? No te lo pienses, únete a Wannatry y encuentra clientes cerca de ti.

 

Artículos relacionados

  • 7 tipos de radiadores para que sepas cuál instalar en tu vivienda

    Si estás pensando en hacer una reforma de tu vivienda y cambiar el sistema de radiadores que tienes en casa o simplemente has decidido instalar un sistema de calefacción porque tu vivienda no cuenta con él, es muy importante que tengas en cuenta los 7 tipos de radiadores más populares en el sector de la calefacción. Existen muchos consejos para saber cómo elegir los mejores radiadores para tu vivienda teniendo en cuenta el tamaño de ésta, el tipo de calefacción que tienes en casa e incluso la orientación de la casa, muy importante para saber si es una vivienda más sombría y fría o más cálida. Incluso nos encontramos herramientas por internet como la calculadora de radiadores de calefacción, que basándose en las medidas en metros de la habitación en la que se quiere instalar el radiador en cuestión, es capaz de decirte cuántos elementos tienes que añadir o quitar de un radiador. Desde Wannatry, te aconsejamos que, lo mejor en estos casos, es que consultes a un profesional instalador de calefacción el número y el tipo de radiador que mejor pueda calentar tu casa, dependiendo del tipo de calefacción con la que cuentes, los tamaños de las habitaciones o el rango de consumo de ese radiador. Mientras tanto, te dejamos por aquí una lista con los radiadores más comunes en la instalación de sistemas de calefacción.